ESDEG celebró el Centésimo nonagésimo quinto aniversario de la Armada Nacional. 195 años protegiendo el Azul de la Bandera

Con diversas actividades, la Escuela Superior de Guerra se unió a la celebración de los 195 años de la Armada Nacional evocando la memoria del Almirante José Prudencio Padilla quien el 24 de julio de 1823 libró la batalla naval en el lago de Maracaibo, con la que se consolidó la independencia de Colombia en los mares, derrotando a la Real Marina Española comandada por el Contralmirante Don Ángel Laborde. 

La celebración se inició con una ofrenda floral ante el monumento del Almirante José Prudencio Padilla - de quién se hizo una detallada reseña histórica para resaltar su pasado glorioso como hombre de honor y lealtad, de personalidad descollante, generoso y sociable, de hechos navales victoriosos que dieron origen a nuestra Armada Nacional.

Posteriormente se llevó a cabo una ceremonia interna en la que se destacó la misión que cumple esta Institución para contribuir a la defensa de la Nación a través del empleo efectivo de un poder naval flexible en los espacios marítimo, fluvial y terrestre bajo su responsabilidad, con el propósito de cumplir la función constitucional y participar en el desarrollo del poder marítimo y a la protección de los intereses de los colombianos.

ESDEG celebró 195 años de la Armada Nacional

Durante la celebración y siguiendo las tradiciones navales, se llevó a cabo el acto simbólico de transmisión del conocimiento en el que un oficial de la Armada alumno del Curso de Estado Mayor cortó el primer trozo de la torta de cumpleaños y lo entregó al miembro más antiguo de la Fuerza miembro de la ESDEG –en este caso el Capitán de la Navío RA Mauricio Rodriguez, docente investigador de la Escuela – quien lo probó y luego de unas cortas y sentidas palabras lo pasó al Brigadier General de Infantería de Marina Oscar Hernández quien lo entregó finalmente al suboficial de planta, más joven de la Armada Nacional, denotando con esto el significado de la importancia de compartir la experiencia y el conocimiento adquiridos a lo largo de la carrera militar.

Al cumplir un año más de servicio al país con grandes capacidades estratégicas, la Marina colombiana se proyecta para el año 2030 como una Armada mediana de proyección regional, con fuerza defensiva oceánica, garante de los intereses marítimos de la Nación y con capacidad de cumplir operaciones de Seguridad Marítima en la Zona económica exclusiva y de Guerra Naval en los teatros de Operaciones establecidos, sirviendo de apoyo a la Política exterior del gobierno nacional, así como de contribuir al desarrollo tecnológico, científico, social y económico de la Nación.