Militares, Policías y sus familias: las otras víctimas del conflicto