Primer acto de reparación simbólica a las víctimas de las Fuerzas Militares y sus familias

Fecha de publicación: Viernes, Noviembre 25, 2016 - 12:13

Primer acto de reparación simbólica.jpg

Con la develación de un monumento al Sargento Livio José Martínez Estrada, Suboficial del Ejército Nacional muerto en cautiverio tras 14 años de secuestro, el Centro de Investigación en Conflicto y Memoria Histórica Militar del Comando General de las Fuerzas Militares, hará este 26 de noviembre, en la ciudad de Pasto, un homenaje a las víctimas del conflicto miembros de la Fuerza Pública.

El Sargento Primero Livio José Martínez Estrada del Ejército Nacional nació en el municipio de Ospina Departamento de Nariño el 06 de julio de 1976. Era el segundo de tres hijos del matrimonio del señor José Fidencio Martínez y Libia Esperanza Estrada. Desde muy temprana edad tuvo la responsabilidad de trabajar el campo y ayudar para el sustento de su familia. Estudió en el Colegio Francisco de Paula Santander de su municipio de origen y en el año de 1996 obtuvo su título de bachiller, destacándose como uno de los mejores estudiantes. En ese mismo año por su vocación y servicio a la patria, se presentó al Ejercito Nacional de Colombia, donde ingresó a la Escuela Militar de Suboficiales “Inocencio Chinca” y de esta manera dio inicio a su carrera como suboficial. Ascendió al grado de Cabo Segundo en el mes de septiembre de 1997 en la promoción del curso Nº 56 y siguiendo instrucciones Militares fue asignado al Batallón de infantería Nº 9 “Batalla de Boyacá” ubicado en la ciudad de San Juan de Pasto.

La noche del 21 de diciembre de 1997 mientras prestaba sus servicios a las 02: 00 de la madrugada, en la Base Militar del cerro Patascoy en el departamento del Putumayo, el bloque sur de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FARC), atacó esta Base; acción que fue ejecutada por al menos 200 guerrilleros utilizando armamento no convencional y después de varias horas de avasallamiento 10 Militares murieron y 18 más fueron secuestrados. Entre estos, se encontraba el entonces Cabo Segundo Livio José Martínez Estrada, en ese momento este suboficial, tenía 22 años de edad y este hecho dio inicio a una de las historias más conmovedoras del conflicto armado colombiano, manteniéndolo en las sombras del secuestro por más de 14 años, privándolo de la oportunidad de conocer a su hijo, quien nació luego de tres meses del día de su secuestro. Sin embargo el amor por él fue la motivación permanente para poder seguir viviendo en cautiverio con la ilusión de conocerlo.

Desde entonces se convirtió en la persona que más tiempo ha permanecido en cautiverio por un grupo armado ilegal en el mundo.

Después de permanecer 14 años secuestrado, y de perder la oportunidad de ver morir a su padre y su hermano mayor, el sargento Livio José Martínez Estrada murió asesinado en poder de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), en el departamento de Caquetá. El 26 de noviembre del 2011, para este momento ostentaba el grado de Sargento Primero, ascensos que fueron reconocidos por el Ejército Nacional de Colombia, durante su cautiverio y en su muerte el Ascenso Póstumo.

Desde su cautiverio en las selvas colombianas Livio José Martínez Estrada hasta su último día de vida fue un símbolo del anhelo por la paz, libertad y convivencia pacífica, junto a su familia, su madre la señora Libia Esperanza Martínez y su hijo Johan Estiven Martínez Tulcán fueron ejemplo de vida y lucha persistente.

Esta iniciativa liderada por el CICMHM se llevará a cabo en la ciudad de Pasto y en el municipio de Ospina, lugar de origen del Suboficial nariñense, con el apoyo de funcionarios de la Alcaldía de Pasto, Subsecretaría de DD.HH y DIH de la Gobernación de Nariño, Unidad Especial para la Atención y Reparación de Víctimas de Nariño, militares de la Vigésima Tercera Brigada y Fuerza de Tarea Pegaso del Ejército Nacional.

El programa para la ceremonia de develación de un monumento y una placa se realizará primero en la capital nariñense, donde se leerá el decreto mediante el cual se autoriza la ubicación de este monumento. Acto seguido por la descripción del CICMHM de la Escuela Superior de Guerra y la respectiva ofrenda floral en homenaje a las víctimas militares y sus familias. Posteriormente se desplazarán al municipio de Ospina donde se celebrará la sagrada eucaristía en la Iglesia de San Miguel Arcángel, patrono de esta localidad.

Este representativo evento finalizará en el cementerio con la develación de dos placas donde se exaltará la biografía del Suboficial por parte del señor alcalde y palabras de la señora Livia Esperanza Estrada.

Fuente: Comunicaciones Estratégicas CICMHM - www.memoriahistoricamilitar.mil.co