El arma de Caballería cumple hoy 195 años sirviendo al país

Imagen eliminada.

 

La Caballería Colombiana celebró hoy su día de arma, una fecha que recuerda la oportuna ayuda de los catorce lanceros del Coronel Juan José Rendón a las tropas del ejército venezolano-granadino de Simón Bolívar en su victoria a las tropas realistas, el 25 de julio de 1819.  Gracias a estos valientes caballeros, el ejército libertador consiguió llegar a la ciudad de Tunja el 4 de agosto del mismo año para lograr la independencia de nuestro país.

El Caballero más antiguo, Mayor General Javier Fernandez Leal, director de la Escuela Superior de Guerra, presidió el evento en compañía del jefe de Reclutamiento y Control de Reserva del Ejército Nacional, Mayor General Felix Ivan Muñoz; del jefe de Ingenieros del Ejército, Mayor General Guillermo Suárez Ferreira y del Comandante de la Quinta División del Ejército, Brigadier General Nicasio Martínez Espines.

195 años después de la memorable batalla del Pantano de Vargas, el general Fernandez Leal habló sobre la importancia de conmemorar una fecha que marcó el camino hacia la libertad de la patria. Igualmente, insistió en la importancia de reafirmar el compromiso de los 14 lanceros que contribuyeron, de forma valiente, a firmar la independencia del país. “La caballería ha sido el motor  moral en los campos de batalla del mundo”, aseguró el director de la ESDEGUE.

Por otra parte, el general Fernández recordó que se avizoran tiempos de paz  en donde, los caballeros de Colombia y los demás soldados de la patria, tienen la misión de construir una mejor nación, de seguir siendo el soporte del Estado y de convertirse en los guardianes del país ante las nuevas amenazas presentes en el mundo. “El futuro requiere la adopción de capacidades nuevas, modernización, innovación y cambios en la cultura militar, pero manteniendo la tradición del honor y la gloria”. 

Para finalizar, el director de la ESDEGUE recomendó a los jóvenes caballeros que le sucederán en el futuro, que cuiden al país y que sigan trabajando para construir la paz en el territorio nacional. 

Durante la ceremonia, oficiales de la Reserva Activa, oficiales de Insignia, oficiales Superiores, suboficiales, soldados profesionales y civiles de las Fuerzas Militares, fueron condecorados con la Medalla de San Jorge, por su espíritu de arma y por el cumplimiento del deber, al servicio de la nación. 
 

Misa por los soldados de la Caballería colombiana

Como preámbulo a la conmemoración por los 195 años de la divisa amarilla, oficiales y personal civil que trabajan para el arma, se reunieron esta mañana en la Catedral Castrense de Bogotá para celebrar una misa en acción de gracias por la Caballería colombiana.

 

Imagen eliminada.

 

La ceremonia fue liderada por el Capellán del Ejército Nacional, Presbítero Coronel Hector Julio Ponguta Herrera, quien recordó a los caballeros presentes, que ellos fueron llamados para cumplir una misión que muchos hombres han llevado a cabo, por casi dos siglos, con honor, gloria, valor y justicia. “Ustedes son soldados de Cristo y de Colombia. Así como los Apóstoles lo dejaron todo para llevar la palabra de Jesús, ustedes también han dejado a sus familias para servir a la patria y dar la vida por otros”.

Durante la misa, oficiales caballeros ofrecieron el pan, como símbolo del trabajo realizado por los miembros de su arma; el vino como representación de sus familias; la bandera amarilla en honor a los caballeros de Colombia; y sus emblemas, para recordar las tareas y la misión que les ha sido asignada por Dios y el Ejército Nacional.